5 de mayo de 2015

Reseña: Monsieur de Emma Becker

SINOPSIS:

¿Por qué hacemos cosas que sabemos que están mal?

Ellie tiene veinte años y Monsieur, cuarenta y seis. Está casado, tiene cinco hijos y es un antiguo amigo de la familia. Se han visto cientos de veces, pero hoy es distinto. Entre ellos ha saltado una chispa nueva, inusual y ardiente...
Ya nada será como antes: se buscan en las redes sociales y se enganchan, cualquier momento es bueno para escribirse mensajes cada vez más subidos de tono, hasta que un día, por fin, los mensajes se convierten en encuentros sin leyes ni límites para el deseo...

Lo que he conocido... si ésa es su pregunta, no creo que sea necesario haber conocido muchos hombres para escribir sobre ellos.

OPINIÓN DE CHESHIRE:

Empece a leer Monsieur por la sencilla razón de que la sinopsis me hizo pensar en Lolita, hay ciertas partes en las que Ellie y Monsieur me recuerdan tanto a LolitaHumbert Humbert.

Monsieur es un libro poco convencional. Realmente no se lo recomiendo a todos, solo aquellos que realmente amen la literatura erótica. De hecho hubo muchas partes en las que sencillamente no podía seguir leyendo y otras en las que lo abandone en un rincón, pero mi incapacidad por dejar un libro inconcluso y mi curiosidad por ver como terminaba la historia me obligaban a retomar la lectura.

Monsieur es la clase de libro cargado de morbo y perversión en cada una de sus paginas. Un libro con una de las relaciones  mas bizarra, enferma y destructiva que haya leído, no solo porque Monsieur sea mayor y casado sino porque también contiene descripciones que pecan de obscenas.

¿Al leer la sinopsis, que clase de historia creen que sea? La del hombre maduro que cae completamente enamorado y a los pies de una joven aparentemente inocente que solo juega con él y este queda luego como tonto persiguiéndole, o el de hermosa jovencita que se enamora profundamente de un hombre mayor que le ensaña otras formas de amor, placer y también dolor. Me divierte decirles que es ambas y al mismo tiempo ninguna. Los finales felices no existen en estas historias.

Una historia de placer y dolor, de ausencia y anhelo. Una historia donde uno de los personajes llega a tener tan poco aprecio por si mismo, solo por unas migas de cariño, de algo que ya ni siquiera es el placer de lo prohibido, solo por desear al otro a su lado aunque sabe que ya no le ama. Como una droga, que al principio le da placer, luego solo sufrimiento y problemas, pero sigue ahí, consumiéndola, por el mero recuerdo de la felicidad experimentada.


Ellie es una joven que le gusta la literatura erótica, lo cual le llevo a encontrar a Monsieur, que comparte su gusto en libros, un hombre mayor y casado. Estos detalles no le impiden charlar e insinuarse a Monsieur, al principio es ella quien juega con él al seguirle el juego con los mensajes, las llamadas y los e-mails subidos de tono, aceptando sus invitaciones y obsequios, libros y poemas que la hacen sentir que es correspondida en la relación hasta que él sencillamente se cansa de ella, comienza a ignorarla no importa cuantas veces ella le busque o se insinué,

Nunca me agrado la manera en la que Ellie se rebaja por querer que Monsieur le vuelva a prestar atención, cuando sencillamente pudo haber pasado pagina y olvidarlo. Aunque no negare que el final del libro me encanto porque es sumamente realista.

Sé que en estos momentos suena como si el libro no me gustara o algo por el estilo, pero todo lo contrario, cierto, odie la manera en que Ellie se degrada, pero me encanto su grado de obsesión, su amor tan enfermizo por Monsieur que termino por escribir un libro sobre su relación o mas bien sobre Monsieur (por algo el nombre ¿no?), donde ella es plenamente consciente de su papel.

Llega un punto en la lectura en la que sencillamente ya no sabes quien esta manipulando a quien y quien esta jugado con quien, solo puedes sentir lastima por ambos.

¿Alguna vez han escuchado el termino nínfula? Nínfula es término que Vladimir Nabokov empleo para describir a su personaje Lolita. Actualmente el mismo termino se emplea para nombrar a las jóvenes que a una temprana edad se inician en el juego de la seducción. Adolescentes que tratan de ser provocativas pero que al final solo llegan a ser un tanto vulgares al seguir la moda.

Ellie: es una nínfula por naturaleza. Una joven que sin ser una mujer todavía guarda algo de inocencia y el encanto de una niña, pero demasiado mayor para jugar a ser una Lolita. Ellie siempre ha tenido hambre de conocimientos y experiencia, de vivir todas esas historias que solo ha podido apreciar leyendo escondida en un rincón y que ninguna de sus parejas de cama a podido satisfacer. Hay algo que solo los años y las experiencias pueden dar. La clase de chica que sabe lo que quiere e intentara todo lo posible por obtenerlo, sin tener remordimiento alguno.

Monsieur: hay tantas cosas que les puedo decir de Monsieur. Un hombre que aun a sus años es la perdición de las mujeres, las costumbres son las costumbres. ¿Pero como no? En vez de parecer un rabo verde es un hombre culto, seguro y seductor, de los que saben decir las palabras correctas en el momento correcto. Aunque ya no tiene un cuerpo joven ni el mas bello rostro lo compensa con miradas y sonrisas seductoras. La clase de hombre que con un solo susurro hace que las piernas te flaqueen, o al menos eso dice Ellie. Pero vamos, la practica hace al maestro, después de pasar tantos años seduciendo mujeres, todo se le ha vuelto tan natural, sabe perfectamente como, cuando y hasta donde puede empujar y exigir. Bastante calculador y manipulador, a veces un tanto egocéntrico y pretencioso.

Ambos, sin duda perfectos para el otro, aunque también destructivos.Tan vanidosos y superficiales que cuando te hablan de sus sentimientos o de su dolor,  no sientes nada. Tan crueles o simplemente insensibles el uno con el otro que llegan a un punto humillante.

Monsieur, Monsieur, Monsieur, ay Monsieur.

Ahora, si son amantes de este genero, les daré una lista de las razones por las que debes incluir este libro en tu lista de lecturas.

1. La narración. Es bastante pretenciosa, intensa, visceral y cruda. Tal vez oscura sea una mejor palabra, son mas que escenas de sexo, es el trasfondo, la obsesión sexual de ambos protagonistas, sus deseos de obtener satisfacción acosta del otro.

2. La trama. No es la típica historia donde el amor todo lo vence, logra derribar las barreras de la edad, sociedad, y todas esas cursilerias.

3. Los personajes. No mentiré, odie a Ellie como a Monsieur, lo que me gusto fue su pasión, su intensidad, personajes con sangre. Mi odio es tan grande por ambos como si existieran y los haya conocido.

También una lista por si eres una persona que no soporta esta clase de encuentros, no debes de leerlo.

1. Encuentros sexuales. No tengo nada contra ellos, ni me han gustado ni disgustado, ni siquiera se trata de practicas perversas, sino de esa insistente presencia de Emma Becker de adjudicarle cierta depravación a Ellie sin obtener un buen resultado, solo termina siendo reiterante y pesado.

2. Estética pesada. No se me ocurrió que otro nombre ponerle a este punto, la prosa de Becker no es exactamente amena y delicada, mas bien lo contrario. Es poética, no lo negare, pero tirando a pensada, en muchas ocasiones se excede en descripciones.

Ustedes deciden si se arriesgan o no a leerlo.

CITA DEL LIBRO:

SOBRE LA AUTORA:

Escritora francesa, Emma Becker publicó su primera novela, Monsieur -enmarcada dentro del género erótico- cuando apenas contaba 22 años y estudiaba Comunicación en la Universidad de La Sorbona.








1 comentario:

  1. hola por favor me podrias enviar por correo el libro monseiur de emma becker danielacarolina155@hotmail.com

    ResponderEliminar