Por favor no se asuste; Si cae por la madriguera con el tiempo se acostumbrara a la sensación de caída y tal vez llegará a tocar suelo, o techo, uno nunca sabe. Recuerde que todo lo que sucede a través del espejo es un reflejo de nuestro mundo, tenga cuidado al escoger su siguiente movimiento. Es bueno saber que lado de la seta debe comer o podría ofender a La Oruga. No se asuste si en el Jardín las flores comienzan a conversar. Tenga cuidado al cruzar el bosque, puede que olvide su nombre. La pimienta puede tener un efecto desastroso, incluso cambiar su carácter, es mejor cualquier cosa dulce. Tenga cuidado con lo que dice frente de la Reina de Corazones, tiene un temperamento frabulloso, no toque sus pastelillos o podría perder la cabeza. Escoja sabiamente su lado. ¿Reina Roja? ¿Reina Blanca? Pero más importante aún, no despierte al Rey Rojo. Él podía estar soñando con usted.

Reseña: Cómo cuidar de tu profesora de Jean Reagan

Título: Cómo cuidar a tu profesora.

Tïtulo original: How to get your teacher ready.

Autora: Jean Reagan.

Ilustrador: Lee Wildish.

Editorial: Picarona.

Género: Infantil.

SINOPSIS:
Estás preparado para tu primer día de colegio, pero… ¿y tu profesora?
Es tu responsabilidad asegurarte de que se sienta bienvenida y preparada para el emocionante curso que tenéis por delante.
En las páginas de este libro encontrarás consejos de experto sobre cómo preparar y cuidar de tu profesora para… 
¡El día de las fotos escolares!
¡Un día de campo!
… Y todos los días ajetreados entre medias.
Tu profesora y tú estáis deseando hacer muchas cosas y ella confiará en que la ayudes a que todo marche como la seda.

OPINIÓN DE CHESSY:
Debo confesarles que desde que vi esta hermosura, lo quise, o bien, lo quería para los padres de familia de mis niños. Lo converti en mi auto-regalo de marzo, el título simplemente me atrapo, pero después de tenerlo en mis manos me hizo sentir muy feliz y agradecida con la decisión que tomé de ser educadora.

Usted es mi mejor maestra del mundo. Te quiero mucho.

Al ser del área de Educación Especial se lleva una carga, ni ligera ni pesada, pero con el suficiente peso como para tener un efecto emocional y a veces físico en nuestras vidas. Si yo les contara de todas las cosas por las que he pasado...

Pero no estoy aquí para hablarles de eso, sino de la existencia de una divertida guía de lo que normalmente nosotros los educadores hacemos por nuestros niños, pero a la inversa. Me parece muy tierno, que sean los niños quienes deben de preocuparse y ver por nosotros.

¿Está enferma? Le puede decir a la directora que llame a su mamá para que la venga a buscar.

Normalmente soy yo la que se preocupa, que esta con ellos y trata de aconsejar a los padres para que les hagan más fáciles transiciones como el primer día de clases, conocer nuevas personas, excursiones, las presentaciones para cada uno de los festivales y para esos días en que ya no podre ser su maestra.

¿Pero quién nos prepara a nosotros los docentes para todos estos días?

¿Usted trabaja o solo le gusta venir a jugar con nosotros?

Este libro no solo tiene prácticas enseñanzas, también ha sido de ayuda para ver muchas cosas desde otra perspectiva.

Sinceramente no estoy escribiendo una reseña, supongo que ya se habrán dado cuenta, ahora quiero compartir parte de mi vida como educadora, la parte hermosa y maravillosa que me permite levantarme todas las mañanas y disfrutar de lo que hago todos los días, lo sé, a veces sueno tan cursi. Pero este libro representó un gran cambio para la relación que tengo con algunos padres de familia.

He tenido que trabajar muy duro para demostrar que mi falta de experiencia no impedirá que yo sea una buena maestra para sus hijos, y a veces mis esfuerzos no son suficientes. Pero hoy, precisamente 15 de mayo he recibido un regalo maravilloso. Uno de los padres de familia (con quien he tenido muchas complicaciones por mi edad) me ha dicho: "Mi hijo ha pasado días diciendo que debo tratarla mejor, me ha dado ese libro suyo de Cómo cuidar de tu profesora, y reconozco que usted realmente es buena".

¿No es lindo cuando un libro contribuye a tan buenos cambios?

¡Hey! Ustedes no entraron aquí para leer sobre mi vida, sino para saber si Cómo cuidar de tu profesora es un buen libro. ¡SI! La respuesta definitivamente es un si, no lo digo solo por las buenas experiencias que me ha dado, lo digo también por las lecciones que contiene, las hermosas ilustraciones, por cada uno de esos detalles que tiene en cada una de sus páginas, al final es una bellísima edición. Estoy segura que será un buen libro para que ustedes disfruten, esto último lo sé porque mis niños me lo han dicho.

Este será un libro que siempre se quedará en la biblioteca infantil de mis niños.

CITA DEL LIBRO:

SOBRE LA AUTORA:
Jean Reagan nació en Alabama, EUA, pero pasó gran parte de su infancia en Japón. Ahora vive en Salt Lake City con su esposo. En los veranos sirven como voluntarios de campo en el Parque Nacional Grand Teton en Wyoming.




SOBRE EL ILUSTRADOR:
Cuenta en su haber con la ilustración de numerosos cuentos infantiles, entre otros, Thomas and the Dragon Queen y Twosomes. Vive en Nottinghamshire, Inglaterra.

Comentarios

  1. Esa frase si uno de mis alumnos me lo hubiera dicho me hubiera dado miedo jajaja
    Saludos acabo de encontrar tu blog y me quedo!
    :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por tu comentario!

Entradas más populares de este blog

Reseña: La Leyenda de Erith de Juan Comparán Arias

Reseña: Bang Bang You're Dead (Bang, Bang, Estás Muerto//Escuela de Asesinos)

Reseña: La Maldición Ancestral, Deudas de Amor de Juan Comparán Arias

Reseña: El Infierno de Gabriel de Sylvain Reynard

Reseña: Bajo las Alas del Olvido de Juan Comparán Arias